La ley Pelé y el fútbol brasileño

El más famoso futbolista que dio Brasil, Pelé, se propuso acabar con la corrupción que asolaba el fútbol de su país cuando accedió al puesto de Ministro de Deportes. Para lograrlo promulgó en 1998 la conocida como ley Pelé que obligaba a los equipos deportivos a cumplir las leyes mercantiles. Esto suponía la obligación de pagar impuestos y que sus cuentas fueran revisadas por la hacienda brasileña. Hasta entonces las ventas de jugadores eran totalmente opacas. Esto no suponía convertir automáticamente a los clubes en sociedades anónimas como ocurrió en España ya que se habrían varias opciones entre las cuales:
  • Modelo de co-gestión entre un club y un inversor.

  • Creación de equipos como sociedades mercantiles desde su inicio en categorías inferiores.

  • Acuerdos de linciamiento por el cual una empresa gestiona diversos derechos (imagen, jugadores,...) del equipo deportivo.

  • Crear una sociedad para explotar el equipo profesional mientras las categorías inferiores seguían gestionadas mediante clubes.

  • Transformación del club en sociedad mercantil pudiendo elegir entre sociedad anónima, sociedad limitada, fundación u otras.

La ley sufrió varios vaivenes. En el 2000 se obligó a que los clubes deberían poseer al menos el 51% del capital de las sociedades que se crearan para gestionar los equipos, siguiendo el ejemplo de las sociedades mixtas portuguesas. Pero tres años después se eliminó esa restricción.

Con el cambio apareció el síndrome Abramovich. Diversos inversores llegaron para coger las riendas de equipos brasileños y el maná británico llegó al Corinthias, desde Estados Unidos al Cruzeiro, desde Italia al Palmeiras y desde la vecina Argentina al Esporte Clube Vitória.

Tras la alegría inicial de los aficionados pronto llegó la realidad con el escándalo del blanqueo de dinero del Corinthias y la quiebra de la generosa Parmalat. Porque la solución no está ni en los clubes ni en las sociedades anónimas sino en establecer un mecanismo adecuado que ayude a conjugar los resultados financieros y deportivos.

Comentarios

  1. ¿La solución? En la NFL o en la NBA no les va tan mal. Y los gringos ya llevarán sus buenos añitos con esta fórmula. Quizá el mal esté en la mentalidad de quienes acceden a la gerencia de una entidad deportiva (lo de club me gusta dejarlo para las asociaciones sin ánimo de lucro) y en la de los propios gobiernos, que no acaban de entender que el deporte profesional es una industria.

    ResponderEliminar
  2. Decime cual es la base de la piramide con cima en el deporte profesional.Abri la cabeza.Maradona te dice algo? Nacio en palermo? De chico jugo en Barcelona?
    Arg.

    ResponderEliminar
  3. Porque no buscar el ejemplo de clubes de futbol bien administrados por comisiones elegidas democraticamente por los socios. Estos ejemplos existen, no todo lo comercial o que digite el "mercado" es mejor, ejemplos de clubes vaciados por administradores privados sobran no?.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por el comentario, Omar.

    En el blog puedes encontrar varios ejemplos de lo que comentas. Por ejemplo en la Bundesliga alemana:

    http://eurosybalones.blogspot.com/2008/10/los-dueos-de-la-bundesliga.html

    O en el fútbol inglés:

    http://eurosybalones.blogspot.com/2009/02/afc-liverpool-y-afc-wimblendon-otra.html

    El FC Barcelona:

    http://eurosybalones.blogspot.com/2011/09/la-reforma-constitucional-del-fc.html

    Incluso en la NFL:

    http://eurosybalones.blogspot.com/2008/10/green-bay-packers-la-excepcin-americana.html

    Un saludo,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas Populares

Stamford Bridge: el estadio de los aficionados donde juega el equipo del millonario

¿Importa quién sea el dueño de un equipo de fútbol?

¿Qué deporte elegir si quieres ganar mucho dinero como profesional?

El negocio de las camisetas de fútbol

Los dueños del fútbol italiano